jueves, 27 de abril de 2017

Nunca vimos la capital.

Te propuse escaparnos
huir de la ciudad
enredarnos
e ir a la capital.

Contuve el aliento
esperando tu respuesta
que por supuesto
fue escueta.

Nunca salimos
del portal de casa
ni nos reímos
juntos
de la vida que se nos pasa.

martes, 11 de abril de 2017

— Porque te quiero.

Jugueteo con la cremallera de mi chaqueta mientras me mira fijamente. Soy incapaz de levantar la vista. Sé que si lo hago, mi parte más irracional tomará el control y me romperé entre lágrimas. Me duele la cabeza; si por mi fuera me haría un ovillo en el banco y cerraría los ojos. Pero por una vez me he propuesto ser fuerte, así que no valen ni las lágrimas ni las ganas de desconectar. Quiero decirte muchas cosas, tantas que no soy capaz de ponerlas en orden. 

— Aún no es tarde para que te quedes -es la única frase que he conseguido decir, y al hacerlo sé que son las palabras adecuadas. 

Levanto la vista y siento un escalofrío al cruzar nuestras miradas. Creo que nunca me ha mirado con tanta intensidad. Por una vez, en contra de mis instintos, mantengo mis ojos clavados en los suyos. Hoy no soy yo, hoy soy una persona que no tiene miedo, que está en paz y dispuesta a aceptar lo que tenga que venir. 

— ¿Por qué quedarme?

Allá voy. Cojo aire y sin apartar la mirada digo lentamente las palabras que siempre he querido decirle, casi desde el momento en el que nos cruzamos por primera vez  finales de verano, esas palabras que siempre se me han atrancando en la garganta, las que nunca me he atrevido a decir y mucho menos a gritar. Esas palabras que de no usarlas se estaban pudriendo en mi corazón. Por fin sé que es el momento, sé que es la persona, y por fin soy valiente para hacerlo. 

— Porque te quiero. 

domingo, 26 de marzo de 2017

No te conformes

Seguramente tengas sueños en esta vida. 

Quieres la pareja de tus sueños, que sea buena contigo, apuesta y que compartáis cosas.

Quieres la casa de tus sueños, espaciosa, decorada a tu gusto, y con vistas al mar.

Quieres el trabajo de tus sueños, que te llene, que te haga sentir útil y que no te canse.

Quieres viajar a lugares exóticos, que te hagan sentir cosas nuevas y llenarte la cabeza de ideas.

Pero seguramente esto no sea así.

Quizás te conformes con la primera persona que te dé un poco de cariño, a pesar de ser tóxica.

Quizás vivas en un piso en el extrarradio, ahogado por la hipoteca.

Quizás no te guste tu trabajo, pero debes hacerlo si quieres comer.

Quizás no salgas de tu pueblo nunca, porque el escoso tiempo que tienes lo dedicas en dormir. 

No te conformes con menos de lo que te mereces. No te conformes con el primer tren que salga de la estación. Todos nos hablan de viajar en tren, pero nadie nos habla de ese trayecto que tenemos que hacer andando. Tenemos dos pies que pueden llevarnos, con tiempo, al fin del mundo. 

Querido lector, si sueñas algo, lucha por hacerlo realidad. 

miércoles, 15 de marzo de 2017

El desconcierto en sus ojos verdes.

Le sonreí mientras me clavaba el puñal. Me mató, pero abandoné este mundo con la satisfacción de haber visto el desconcierto en sus ojos verdes.

sábado, 4 de marzo de 2017

Oda cobarde.

Me gustaría ser más valiente, recorrer los escasos centímetros que nos separan, cerrar los ojos y besarte. Sin pensar en lo que pueda venir luego, sin pensar nada en absoluto. Decirte que has puesto mi vida patas arriba, que no solo vives en mi cabeza, sino que te cuelas en mis conversaciones, y lo que es más íntimo, en mi manera de escribir. Ojalá fuera más osado y pudiera decirte, sin miedo por una vez, que desde que te conozco todas mis palabras son una oda hacia tu persona.